Cirugía de mínima invasión en perros y gatos

Cirugía de mínima invasión en perros y gatos. En qué consiste?

En este tipo de intervenciones aprovechamos los orificios naturales para acceder al interior del cuerpo, sea la boca, nariz, recto, pene o vagina, mediante la endoscopia o la fluoroscopia. De esta manera podemos realizar cirugías o exploraciones diagnósticas en la cavidad nasal, laringe, tráquea, bronquios, uretra, vagina, vejiga, uréteres, riñones, esófago, estómago, intestino delgado, colon y oídos. Para acceder a la cavidad abdominal o a la cavidad torácica realizamos dos o tres micro-incisiones de entre 3 y 5mm por donde introducimos una cámara y el instrumental quirúrgico. Con esta tecnología avanzada conseguimos realizar los procedimientos quirúrgicos más complejos.

Cuáles son las ventajas respecto a la cirugía convencional? La amplificación y la calidad de las imágenes que proporciona la endoscopia son superiores a la visión humana. Esto significa que la intervención será más segura. El hecho de no realizar incisiones o ser mínimas conlleva un menor dolor quirúrgico y post-quirúrgico para el animal y, como consecuencia, una recuperación inmediata. En la mayoría de los casos los perros y los gatos pueden hacer vida normal el mismo día.

Cálculo en la vejiga de una perra.

 

Esterilización por laparoscopia

Esterilización por laparoscopiaEn  la ovariectomía o la ovariohisterectomía laparoscópica sólo se realizan dos pequeñas incisiones de 5mm en el abdomen. A través de ellos se introduce la cámara y los instrumentos quirúrgicos. Por los mismos orificios se extraen los ovarios o el útero. Estas incisiones se cierran con sólo dos puntos de sutura al final de la intervención.

En la cirugía tradicional abierta se realiza una incisión abdominal de entre 30mm y 120mm.Beneficios de la esterilización por laparoscopia:

-Al utilizar una cámara intraabdominal podemos visualizar en todo momento toda la cavidad abdominal. Esto permite una cirugía más segura para no lesionar otros tejidos y para evitar hemorragias que no serían visibles en una cirugía convencional.

-Gracias  a las minúsculas incisiones, y al no tener que traccionar de los ovarios, el dolor y la inflamación postoperatoria se reducen drásticamente.-Menos complicaciones quirúrgicas y postquirúrgicas.

-Sólo se ponen dos puntos de sutura o puntos subcutáneos, por lo cual  no hace falta poner un collar isabelino.-Se reduce mucho la posibilidad de infecciones.

-El uso de antiinflamatorios es mínimo debido al escaso dolor postoperatorio.

Enteritis en un perro

Enteritis en un perro

Esterilización de perras

Esterilización de perras

Anzuelo clavado en el estómago de un perro.

Anzuelo clavado en el estómago de un perro

Rinoscopia en un perro. Tumor nasal

Tumor nasal