Cirugía de mínima invasión en perros y gatos

Cirugía de mínima invasión en perros y gatos. En qué consiste?

En este tipo de intervenciones aprovechamos los orificios naturales para acceder al interior del cuerpo, sea la boca, nariz, recto, pene o vagina, mediante la endoscopia o la fluoroscopia. De esta manera podemos realizar cirugías o exploraciones diagnósticas en la cavidad nasal, laringe, tráquea, bronquios, uretra, vagina, vejiga, uréteres, riñones, esófago, estómago, intestino delgado, colon y oídos. Para acceder a la cavidad abdominal o a la cavidad torácica realizamos dos o tres micro-incisiones de entre 3 y 5mm por donde introducimos una cámara y el instrumental quirúrgico. Con esta tecnología avanzada conseguimos realizar los procedimientos quirúrgicos más complejos.

Cuáles son las ventajas respecto a la cirugía convencional? La amplificación y la calidad de las imágenes que proporciona la endoscopia son superiores a la visión humana. Esto significa que la intervención será más segura. El hecho de no realizar incisiones o ser mínimas conlleva un menor dolor quirúrgico y post-quirúrgico para el animal y, como consecuencia, una recuperación inmediata. En la mayoría de los casos los perros y los gatos pueden hacer vida normal el mismo día.

Cálculo en la vejiga de una perra.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.